El verdadero valor de los resultados

Por José López

Hace unos minutos terminamos una interesante charla con los estudiantes de nuestro Curso de Prosperidad. El tema fue la importancia de los resultados. La mayoría de las personas están entrenadas para sentirse bien, mal o regular basadas en sus resultados. Esperan hasta alcanzar un resultado para sentirse bien, o sienten que no valen nada sino muestran los resultados que son validados por los demás. En otras palabras, la mayoría de las personas creen que “son” sus resultados.

Existe otra posibilidad de observar los resultados. ¿Qué tal si son apenas un indicador de nuestras creencias y conversaciones mentales? ¿Por qué no ver los resultados como una manifestación en el mundo físico, visible, de las creencias y pensamientos invisibles que sostenemos en nuestra mente?

Si los resultados son producidos por nuestras acciones diarias, y nuestras acciones son reguladas por nuestras creencias y pensamientos, entonces sería lógico afirmar que nuestros resultados son el indicador que nos permite evaluar cuáles son realmente nuestras creencias.

 ¿Cuáles son los resultados que estás observando en tu vida? Continuando con la metáfora de Allen, ¿qué observas cuando recorres “el jardín de tu vida”? ¿Hay flores hermosas y frutos deliciosos? ¿Tu jardín “respira” vida, colores y alegría? ¿O más bien el jardín está lleno de hierbas y hay sequía?

¿Quizás existen algunas áreas con flores y alegría, y otras con hierbas y sequía?

 Son resultados. No les des más poder que aquel que realmente tienen: indicarte cuáles son las creencias que verdaderamente estás entreteniendo en tu mente. Para atraer prosperidad y abundancia a nuestra vida debemos crear resultados diferentes. Comencemos por identificar esas creencias y sustituirlas por aquellas que pueden generar los resultados que realmente deseamos.

 ¿Qué crees al respecto?

 Un abrazo a todos,

 Jose

El jardín de la mente

Por José López

En su obra maestra “Como el hombre piensa” (1903), el autor británico James Allen nos regaló una poderosa imagen sobre nuestra responsabilidad personal.

“La mente de un hombre se compara a un jardín – dice Allen -  que  puede ser inteligentemente cultivado, o puede ser abandonado y llenarse de hierbas; pero sea cultivado o descuidado, está destinado a producir”.

¡Y producirá! ¡Nuestro “jardín mental” siempre producirá frutos! ¡Y los frutos siempre serán directamente proporcionales a nuestros esfuerzos!

Para atraer prosperidad y abundancia a nuestras vidas, hay dos esfuerzos fundamentales que debemos realizar en nuestro “jardín mental”. Primero: ¿cómo estamos cuidando el jardín? ¿Qué tiempo estamos dedicando a cultivarlo? Es decir, ¿qué tiempo dedicamos a fortalecer y alimentar nuestra mente con ideas, imágenes y experiencias positivas? ¿Qué esfuerzo realizamos, diariamente, a sostener en nuestra mente los ideales de lo que realmente deseamos manifestar?

Y segundo: ¿cuáles semillas estamos sembrado? Es decir, ¿cuáles pensamientos estamos afirmando en nuestra mente? ¿Pensamientos de prosperidad, amor y posibilidades? ¿Pensamientos de escasez, miedo y limitación?

Te invito a reflexionar al respecto: ¿qué tipo de jardinero soy? ¿Qué tipo de semillas estoy sembrando en el jardín de mi mente?

Un abrazo a todos,

Jose

El obstáculo más importante

Por José López

Gracias a todos por su participación. Y sí, por supuesto que estoy de acuerdo con la mayoría. Definitivamente el obstáculo más grande que enfrentamos para alcanzar nuestra felicidad somos nosotros mismos.

Pero… “¿Cómo así?”, preguntarán algunos. “¡No puede ser! Yo no soy un obstáculo a mi propia felicidad ¡Eso es absurdo! Yo sí quiero ser feliz. Yo trabajo todos los días para ser feliz. Yo quiero crear abundancia y prosperidad en mí vida.”

En un nivel consciente, sí, eso es lo que quieres. Pero en un nivel subconsciente, no, eso no es lo que quieres.

Razonemos juntos al respecto.

Si estás de acuerdo conmigo en que el universo – Dios, la inteligencia espiritual, el amor divino, como quieras describir a tu creador es perfecto para mí – es infinitamente abundante, que esa inteligencia creativa que dio origen a nuestras vidas desea que nuestro mayor bien sea manifestado todo el tiempo y pone a nuestra disposición infinitos recursos para ello, entonces la pregunta es: ¿Quién, o qué, detiene el flujo de abundancia – dinero, salud, felicidad, realización profesional, como quieras describir la abundancia es perfecto para mí – en nuestras vidas?

Nosotros mismos, a través de nuestras creencias limitantes.

Tu mente consciente maneja menos del 2% de tus emociones, percepciones y comportamientos. Tu mente subconsciente maneja más del 98% de tus emociones, percepciones y comportamientos.

En tu mente consciente quieres una casa espaciosa, llena de comodidades y lujos. En tu mente subconsciente tienes la creencia de que esas casas “cuestan mucho”, que son difíciles de mantener, que solo las obtienen personas inescrupulosas que se enriquecen a costa del esfuerzo ajeno, etc.

En tu mente consciente quieres tu pareja ideal. Un hombre o mujer bondadoso(a), hermoso(a) y que esté dispuesto(a) a establecer el compromiso de construir una relación amorosa responsable, apasionada y mutuamente productiva. En tu mente subconsciente tienes la creencia de que todas las personas de sexo opuesto son mentirosas e infieles.

¿Puedes ver hacia donde voy? Cualquier meta u objetivo que tienes en tu mente consciente tiene que estar alineado con las creencias que tienes en tu mente subconsciente. Siempre que haya una contradicción entre ambas, SIEMPRE ganará tu mente subconsciente.

Para crear prosperidad y abundancia en nuestra vida debemos comenzar por evaluar cuáles son nuestras creencias personales respecto a lo que queremos.

Haz la tarea y déjame saber qué encontraste.

Jose

El poder de los obstáculos

Por José López

La relación entre tus objetivos y los obstáculos que encontrarás para alcanzarlos será siempre directamente proporcional. ¡Siempre! Mientras más grande e importante sea el objetivo, más grande e importante será el obstáculo. ¡Y viceversa! Si los obstáculos que estás enfrentando actualmente no son los suficientemente grandes, probablemente tampoco sean muy importantes las metas que te has propuesto.

La mayoría de las personas se desalientan ante el más mínimo obstáculo. En el perfecto papel de víctimas con el que tristemente llenan las horas de sus vidas, no cabe otra posibilidad: “Pobrecito(a) yo. Mira cuán grandes son los “problemas” con los que me “castiga” la vida”.

Las personas exitosas y prósperas piensan de manera totalmente diferente: los problemas son circunstancias y oportunidades. Los retos y obstáculos no son un castigo, sino una bendición. Todo obstáculo es un regalo que recibimos a través del cual podemos aprender sobre nosotros mismos, expandir y transformar nuestra conciencia, crecer como seres humanos, descubrir fortalezas para desarrollarlas y descubrir debilidades para fortalecerlas.

El camino al éxito personal es un trayecto lleno de retos y obstáculos, y debemos aprender a disfrutar cada paso del camino, porque cada uno de ellos nos acerca más al cumplimiento de nuestros sueños.

Pregunta: Para atraer Prosperidad y Abundancia en nuestras vidas, ¿cuál es el obstáculo más importante que debemos enfrentar y superar?

Reflexiona sobre esta pregunta y comparte tus opiniones debajo. En breve les contaré lo que pienso al respecto.

Un abrazo a todos,

Jose

 

Nunca nunca nunca te rindas

Por José López

Acaban de concluir los XXX Juegos Olímpicos. Para los amantes al deporte, ha sido una verdadera fiesta llena de nuevos récords y excelentes competencias. Para nosotros, los amantes de la vida, la prosperidad y las nuevas posibilidades, los juegos constituyen una verdadera fiesta de la voluntad, la autodisciplina y las infinitas posibilidades del carácter humano.

Hay varias lecciones para aprender. La primera de ella posiblemente sea la hermosa lección de la persistencia. La única manera de asegurar tu derrota es abandonar el juego.

Nunca, nunca, nunca abandones. Nunca, nunca, nunca te rindas.

Ya sé que a veces es difícil continuar hacia adelante, especialmente cuando aparecen grandes obstáculos que nos dan la impresión de que será imposible alcanzar nuestra meta. Pero muchas veces es eso: una impresión, una percepción. He aprendido que precisamente cuando aparecen los obstáculos es cuando más debemos perseverar y avanzar hacia nuestras metas y objetivos.

A principios de los años 80′s el cantante argentino Juan Carlos Baglietto popularizó “El témpano”, una hermosa canción compuesta por Adrian Abonizio. En ella hay una frase que se quedó para siempre conmigo, “No te pares, no te mates. Solo es una forma más de demorarse”.

Para crear prosperidad y abundancia en nuestra vida debemos ser perseverantes. Nunca nunca nunca te pares. Nunca nunca te rindas. Es solo una forma más de demorarte en alcanzar lo que realmente deseas.

¿Qué crees al respecto?

Un abrazo a todos,

Jose

P.D. Mis queridos amigos y colegas Carlos Andrés Borray y Alejandra Ramírez acaban de lanzar un hermoso proyecto, “La Universidad de la Vida”, en el cual he tenido el privilegio de ser invitado a participar. http://www.theuniversityoflife.ning.com/ Si vives en Bogotá no te pierdas la inauguración el próximo 30 de agosto con un seminario totalmente gratuito.

Retomar donde lo dejaste

Por José López

Les ofrezco disculpas a todos los miembros de esta comunidad. Durante las últimas semanas no he publicado artículos con la periodicidad acostumbrada. Pudiera argumentar razones personales, familiares y profesionales. Viajes de trabajo, cambios técnicos y gestiones de mejora en el servicio online. Serían puras excusas. Lo cierto es que los artículos no han sido publicados. Ese es el resultado y eso es lo que realmente cuenta.

Si aceptan mis disculpas, entonces aprendamos juntos de esta experiencia. Esta es mi reflexión: algunas veces se nos presentan obstáculos que son necesarios disolver antes de seguir adelante. Durante esas circunstancias es posible que algunos de los proyectos que estamos desarrollando permanezcan detenidos por un período de tiempo. Es normal que tomemos un tiempo para reflexionar y re-direccionar nuestros esfuerzos. Es parte del proceso de crear nuevas posibilidades en nuestras vidas.

Lo que no es aceptable es que tus proyectos realmente importantes permanezcan detenidos por el sencillo miedo a retomarlos.

Si tienes algún proyecto que está momentáneamente detenido en tu vida, toma el tiempo para reflexionar al respecto y toma acción nuevamente si así lo consideras. Retoma donde lo dejaste y sigue adelante. Nunca es tarde para alcanzar aquello que realmente anhelas.

El universo no tiene límites para mostrar su abundancia. La vida es un hermoso desfile de oportunidades. Infinitas oportunidades. No te detengas.

Entonces, si estás listo(a), retomemos el blog donde lo dejamos y sigamos adelante. Tu prosperidad, mi prosperidad, la prosperidad de todos, es un ejercicio constante de expansión de nuestras conciencias, y ese proceso queridos amigos(as), es indetenible.

 Un abrazo a todos,

 Jose

P.D. Gracias a los amigos y suscriptores con los que hemos estado en comunicación durante estas semanas. Gracias por vuestro apoyo incondicional a este espacio, que es de todos.

 

Nuestra capacidad para ser felices

Por José López

Esta mañana mi amigo José Luis Gómez cambió el estatus en su blackberry y escribió: “Voy a ser feliz. Nadie me puede detener”. Me parece una excelente actitud. Implica responsabilidad personal y optimismo. Pero eso no es todo lo que necesitamos para alcanzar la felicidad. Reflexionemos al respecto.

Primero, no tienes que esperar a mañana para ser feliz. ¡Ya eres feliz! Ya eres todo lo feliz que puedes ser en este momento. Eres el 100% feliz que puedes ser el día de hoy. Mañana serás el 100% feliz de lo que puedes ser mañana.

Tu trabajo no es buscar la felicidad, sino expandir tu capacidad para experimentarla.

Segundo, tu felicidad no depende de nadie. Hay una sola persona que se puede interponer entre tú y tu felicidad. Sí, claro. Ya sabes la respuesta: ¡tú mismo!

Entonces, ¿qué crees al respecto? Y más importante, ¿qué estas haciendo para ser más feliz cada día?

Un abrazo a todos,

Jose

P.D. Nuevo estado de mi amigo José Luis en su blackberry: “Expandiendo mi capacidad para experimentar la felicidad”. ¡Eso es Jose! Rediseñar nuestras creencias es el primer paso hacia un nuevo estado de felicidad. ¡Bien hecho!

 

Secuestradores de sueños

Por José López

A mi esposa e hijos

Fue un ruido corto y seco. Durante los primeros instantes no supe qué pensar. Miré a mi amigo Julián, quien me acompañaba en el taxi, con una expresión de duda. Su gesto de incertidumbre me dejó saber que el tampoco sabía qué pensar. Después de unos segundos, al ver la gente corriendo y el ruido de las sirenas nos dimos cuenta que algo grave había ocurrido. Fue el pasado martes 15 de mayo, pasadas las 11 AM. Estábamos a pocas cuadras de la Calle 74 y Avenida  Caracas, en Bogotá, donde un explosivo acababa de ser detonado en un atentado contra el Ex-Ministro Fernando Londoño. Tres personas murieron. Varias decenas de personas resultaron heridas. El resto de la historia todos lo conocen.

Esta semana había pensado continuar escribiendo sobre la importancia de los sueños y les confieso que dudé. Dudé mucho. Ante esta trágica situación, dudé si ése debía ser el tema de mi siguiente artículo. Dudé, como muchos dudamos, cuando sentimos el impacto feroz de la violencia, que nos revuelca el alma y nos hace hervir la sangre en las venas. Dudé, porque como muchos, por un segundo pensé que los sueños son menos importantes que la realidad, que cuando el dolor, la angustia y la duda nos invaden, debemos dejar a un lado los anhelos de nuestro corazón.

Pensé que no sería adecuado hablar de los sueños, que quizás para algunos sería ofensivo. Pensé que debía escribir algo para rendir tributo a las personas que murieron, a las familias afectadas, al país en el que muchos estamos de duelo. Incluso comencé a buscar una foto de la tragedia para ilustrar el artículo.

Sin embargo, finalmente decidí que no, que el mejor homenaje que puedo hacer a las víctimas es continuar soñando, continuar defendiendo la importancia de los sueños, porque ésa es la mejor manera de defender sus sueños. Decidí que debía ser consecuente con lo que estaba compartiendo con la comunidad en el artículo anterior: Todo lo creado por el hombre fue antes imaginado. Si doy precedencia en mi mente a pensamientos de miedo y odio, estaré contribuyendo a crear miedo y odio. Si doy precedencia en mi mente a pensamientos de amor y prosperidad, estaré contribuyendo a crear amor y prosperidad.

Si me detengo y dudo, si en lugar de hablar de sueños y esperanza hablo de odio y venganza, estaré jugando el mismo juego de los que perpetraron el asesinato, y me convertiré en otro secuestrador de sueños, porque creo firmemente que cada persona que deja de soñar se convierte en un secuestrador de sueños. Elijo no hacerlo.

Elijo ilustrar este artículo con la foto más alegre que pude encontrar de Samuel José, mi hijo menor, como símbolo del futuro que deseo. Elijo continuar soñando. Elijo continuar creando en mi mente una Colombia mejor, llena de personas responsables, prósperas y soñadoras, donde mis hijos y los tuyos puedan vivir en paz, alegría y abundancia. ¿Qué elijes tú?

Si elijes continuar soñando y defender los sueños de todos, comparte esta reflexión con tus amigos y familiares, y pídeles que, por favor, no dejen de soñar, que no se conviertan en secuestradores de sueños. Gracias de antemano.

Un abrazo,

 Jose

Soñar no cuesta nada

Por José López

Estoy sentado en la ventanilla de un JetStream 4100, volando de Bogotá a Barrancabermeja. La hélice azul refleja el tibio sol del amanecer que comienza a surgir entre las robustas montañas santanderianas. Es una hermosa escena. Es un privilegio ser parte de este momento mágico.

Sin embargo, este momento no hubiera sido posible si alguien, hace años no hubiera “soñado” con este avión, este asiento, esta ventana, ésa hélice, este computador. Todo lo creado por el hombre fue antes imaginado. El botón de tu camisa, una casa o un aeroplano. No hay diferencias. El proceso que llevó a materializar cada uno de ellos es el mismo. Primero existió como imagen en la mente de alguien. Luego se hicieron planes para construirlo. Y finalmente esos planes fueron ejecutados. Todo comienza por una imagen en nuestra mente.

Nuestra felicidad, nuestra auténtica felicidad, solo es posible gracias a los sueños.

Sin sueños no hay Prosperidad. Para atraer Prosperidad y Abundancia a nuestras vidas debemos ejercitar, con disciplina y entusiasmo, el músculo de nuestra imaginación. Crea en tu mente una imagen clara de aquello que deseas y toma la decisión de alcanzarlo.

¿Qué tan buen soñador(a) eres? ¿Cuáles son los retos que enfrentas al soñar? Compártenos tus ideas y experiencias, y analizaremos juntos ése tópico en el próximo artículo.

Atrévete a soñar. Soñar no cuesta nada… pero no soñar sí cuesta mucho.

Un abrazo,

Jose

Días difíciles

Por José López

En el artículo anterior hablamos sobre Cartagena y aprendimos sobre la importancia de vencer obstáculos para atraer Prosperidad y Abundancia a nuestras vidas. Somos los retos que logramos superar.

Hace unos días un amigo entrañable que atraviesa por una circunstancia especialmente difícil me comentó, casi con lágrimas en sus ojos, “Pero Jose, es que a veces los obstáculos son tan difíciles… a veces siento que no puedo seguir adelante, que son más grandes que mis fuerzas… ¡siento que voy a estallar de tanto miedo, tristeza y desesperación!”.

Ya lo sé, hermano querido. Ya lo sé. He estado en esa situación. He sentido ese dolor. ¿Sabes algo? Tú y yo no somos los únicos. Todos lo hemos hecho. Todos hemos enfrentado días difíciles. Días muy difíciles. Todos hemos encarado situaciones que nos preocupan tanto que parece vamos a explotar de desesperación y de angustia. Todos hemos enfrentado miedos tan grandes, que nos confunden y paralizan. Hay riesgos que al correrlos, nos quitan el sueño durante semanas. Hay pérdidas y abandonos que nos rompen las fibras más profundas del corazón.

Es porque estamos vivos, hermano. Es porque no nos conformamos, porque deseamos seguir avanzando. Es porque deseamos obtener todo lo que la vida tiene para ofrecernos. Es porque en lo más profundo de nuestro ser, sabemos que es posible vencer ese obstáculo, y que vale la pena hacerlo. Muchas veces no sabemos cómo, ni por qué. Pero siempre sabemos que valdrá la pena.

Entonces, si estás atravesando uno de esos días, aquí tienes mi hombro, porque he atravesado días y noches iguales de tenebrosos a los que enfrentas. Sé lo que sientes y sé que juntos es más fácil llegar a mañana. Dame tu mano y vamos hacia adelante.

Aquí tienes también el hombro de una comunidad que sabe y siente lo que enfrentas, y puede apoyarte a seguir adelante. Y finalmente, aquí tienes un espacio para ofrecer tu hombro a otros que así lo requieran. Porque cuando apoyamos a otros, nos hacemos más fuertes. Si quieres atraer Prosperidad y Abundancia a tu vida, comienza por dar: un abrazo, una palabra de aliento, una sonrisa, un mensaje de apoyo, un poco de esperanza.

Hay una persona cerca de ti pasando por un día difícil. Dile, por favor, a nombre de todos, que sí puede seguir adelante.

Gracias por tu apoyo. Un abrazo,

Jose