La fuerza de la pasión

Gracias por volar hacia el país de tus sueños de la infancia. Es un lugar perfecto para encontrar algunas de los sueños y metas que yacen dentro de ti y que pueden encender tu imaginación y llenar tus días de fuerza y enfoque para alcanzar aquello que deseas.

Otro lugar perfecto para descubrir qué lo que realmente quieres hacer, ser o tener, es el poder infinito de los deseos que yacen dentro de ti. Todos hemos conocido la fuerza indetenible de una acción cuando la realizamos apasionadamente. Podríamos decir que la historia de la humanidad es de alguna manera la historia de nuestras pasiones. Civilizaciones enteras han nacido y han colapsado a causa de la fuerza de la pasión. Importantes descubrimientos científicos, muchísimas guerras, obras maestras del arte: todas las áreas de la sociedad y de la vida han conocido el poder de la pasión.

No hay absolutamente nada que pueda detener la fuerza de la pasión. Una acción tomada desde la pasión impacta todas las áreas de nuestra vida.

Entonces, toma unos minutos y reflexiona, ¿cuáles son las experiencias de tu vida que han sido resultado de una gran pasión? ¿Cuáles han sido los resultados? ¿Positivos, o no? Si puedes recordar, ¿qué sentías cuando estabas haciendo algo apasionadamente?

Y ahora, una segunda reflexión. En este momento de tu vida, ¿qué es lo que realmente te apasiona? ¿Qué es aquello que produce un gran placer, un placer especial, en tu vida? ¿Qué es aquello que incluso lo harías gratis si pudieras hacerlo?

Martha Cecilia nos compartió en el blog anterior que recientemente decidió estudiar ópera, algo que siempre había deseado, y su energía y enfoque ha cambiado totalmente. No dudo que esa decisión impactará todas las áreas de su vida.

Y a ti, ¿qué es lo que realmente te apasiona? Compártenos algunas de tus ideas al respecto y revisemos en el próximo artículo una tercera idea para asegurarnos de que estamos enfocando nuestra atención en las metas correctas.

Jose

 

facebook comments:

2 Responses to "La fuerza de la pasión"

Deja tu comentario