Soñar no cuesta nada

Por José López

Estoy sentado en la ventanilla de un JetStream 4100, volando de Bogotá a Barrancabermeja. La hélice azul refleja el tibio sol del amanecer que comienza a surgir entre las robustas montañas santanderianas. Es una hermosa escena. Es un privilegio ser parte de este momento mágico.

Sin embargo, este momento no hubiera sido posible si alguien, hace años no hubiera “soñado” con este avión, este asiento, esta ventana, ésa hélice, este computador. Todo lo creado por el hombre fue antes imaginado. El botón de tu camisa, una casa o un aeroplano. No hay diferencias. El proceso que llevó a materializar cada uno de ellos es el mismo. Primero existió como imagen en la mente de alguien. Luego se hicieron planes para construirlo. Y finalmente esos planes fueron ejecutados. Todo comienza por una imagen en nuestra mente.

Nuestra felicidad, nuestra auténtica felicidad, solo es posible gracias a los sueños.

Sin sueños no hay Prosperidad. Para atraer Prosperidad y Abundancia a nuestras vidas debemos ejercitar, con disciplina y entusiasmo, el músculo de nuestra imaginación. Crea en tu mente una imagen clara de aquello que deseas y toma la decisión de alcanzarlo.

¿Qué tan buen soñador(a) eres? ¿Cuáles son los retos que enfrentas al soñar? Compártenos tus ideas y experiencias, y analizaremos juntos ése tópico en el próximo artículo.

Atrévete a soñar. Soñar no cuesta nada… pero no soñar sí cuesta mucho.

Un abrazo,

Jose

facebook comments:

7 Responses to "Soñar no cuesta nada"

  • Sáenz Orlando Cuello Rodriguez says:
  • MARTHA CECILIA says:
  • Oscar Montejo says:
  • nancy Calderon villamil says:
  • Mirella Méndez Robaina says:
Deja tu comentario